EL VIENTO DUERME LAS RAMAS

( A Loly, con todo mi cariño )
El viento duerme en las ramas
sobre las aguas del río,
que sestea sus reflejos
bajo unos cielos plomizos.

El silencio me provoca
y despierta mis sentidos;
los recuerdos se me anidan,
como tiernos pajarillos,
que van buscando calor
y el alimento preciso.

Y me surge la pregunta
del manjar que necesito,
que se descuelga del árbol,
de la rama, de su nido,
como alimento del alma
y del corazón herido.

Y la respuesta me llega
en la distancia, sin hilos…
Es tu voz que me reclama
con pensamientos furtivos,
que se adosan a mi pecho
en comunión con los míos.

Y esa sonrisa que tienes,
que parece un paraíso,
que se derrite en tus labios
como un zumo prohibido…
a mí me alcanza y me llena
y por ello… te sonrío.

El amor, eterna fuente,
que alimenta nuestro río,
que nos provoca corrientes
y nos deja sumergidos
es el que alimenta mi alma

y con besos te lo digo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.