SE VA LA VIDA



(Dedicado a mi hermana Tita, mujer legal y responsable)
La vida se va,
con un rumbo marcado
hacia un destino incierto,
espejismo encadenado
con obsesión de vuelo
para la conquista de un eterno sueño,
peregrino que llega desnudo
a su término postrero.

Se va la vida
después de un largo viaje
por un largo camino,
trazando un surco
donde se ha sembrado
la niebla del presente y del pasado,
las cosechas de sueños,
las espigas
del recuerdo y del olvido.

La vida se va
después del último sol,
para amanecer
junto al alba,
allí,
donde el preludio de un beso
se ha hecho sombra
en una noche sin término,
en un dormir profundo,
en la última estación
sin lluvia y sin viento…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.