UN RAMO DE FLORES ROJAS




Un ramo de flores rojas
se lo llevó la corriente,
una bella mariposa
bebe agua en un torrente.

Un caballo se detuvo,
se detuvo de repente
al contemplar esas flores
donde manaba la fuente.


Y en esa fuente manaba
un agua tan transparente
donde allí se reflejaban
las flores rojas yacentes.

Ese agua iba regando
los surcos y las simientes
donde nacieron las flores
que se llevó la corriente.

Las flores rojas crecieron
donde estaban para sienpre.
En una tumba de nácar
tus silencios tan perennes.

La tarde se iba muriendo
y allí, por aquél poniente
en el lago de los cisnes
la brisa se hizo relente.

Los árboles ocultaron
ese sol tan transparente
donde brillaba la aurora
cuando vino lentamente.

El cielo se oscureció
con nubes muy exigentes,
los luceros relucían
con destellos impacientes.

Recogí el ramo de flores
como un recuerdo presente
y en aquél caballo blanco
galopé por el torrente.

1 comentario:

  1. Luego te arreglo la foto. Perdón por ser tan tardona.
    Besos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.