PROSA POETICA Y VERSO




Luz, que me iluminas de mi oscuridad, que dejas que mi aura se pasee desnuda, que dejas que mi vida tome el aire, que dejas que mi corazón, no pare de volar, de latir, de susurrar.
Brisa, que me acaricias el cuerpo, que me besas, las mejillas, que me abrazas, el alma, que me sientes, la respiración, que me lates, en vaivenes, que me acunas con tus manos.


Mar, que me diviertes con tus olas, que me pervierte con tu frescor, que me das sin pedirte tu aroma, que lavas todo mi ser, que mimas todos mis instintos,
que evades mi mente, cuando te veo, que abanicas mi amor cuando me quieres.


Fuego, manto del verano, sabana de mi piel, patrimonio de mi amor, condimento de mi alma.
Río, como vertiente de venas de agua, que circula por todas partes, que das vida a la vida, que das sentido al paisaje, que murmuras mientras acaricias las piedras, que sonríes mientras te vas a la mar.

La noche salió a mi encuentro,
estaba yo sin esperarla,
Estaba solo en mi encierro...
Mirome y yo la miraba:
"¿qué escondes, guardas o callas?"
Le dije con arrogancia.
"Cosas que encierran misterio,
deseos y desesperanzas.
Mas hoy no guardo ni amores,
ni sucesos o alabanzas.
Tan sólo una cosa cierta llevo:
Que después de mi, viene el alba.

Noche silenciosa, llena de misterio,
de vagas promesas, que nos trae el viento,
palidez de luna y un olor intenso
de rosas fragantes..... de jazmín abierto.
Cristalina agua que refleja anhelos
y yo solitario por ti languidezco,
mis brazos vacíos sin tenerte en ellos,
mi boca añorando tu cálido aliento...
Nostalgia en el alma y sed en el cuerpo,
y tu estás con otro.... y ¡de amor yo muero!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.