TOCAR A UNA ESTRELLA





Aquella noche
contemplé las estrellas
pensando
quien pudiera tocar una de ellas...

A la mañana siguiente
fui a la playa...
y con mis dos manos
cogí un grano de arena...
esa arena que tú habías pisado
en esa playa tan bella...

Y al contemplar
ese bello grano de arena,
yo me dije en silencio:
aquí está la estrella...
Por fin...
he podido tocar a una estrella...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.