TESTAMENTEO DE AMOR



Te dejo mis palabras marchitas de esperanza
mis manos, mis caricias borrachas de tu piel,
te dejo mis canciones, mis versos y mi alma,
atadas a tus sueños en cada amanecer.

Te dejo un sol radiante que caliente tu pecho,
el cielo, las estrellas, el viento y la mar,
te dejo mis abrazos mis besos y mi cuerpo
para que estén contigo en cada despertar.

Te dejo mis momentos mis días y mis noches,
las horas, los minutos, toda la eternidad,
te dejo mis te quieros sin un solo reproche
como libros sagrados plagados de verdad.


Te dejo lo que soy, así como era tuyo,
mis músculos, mis huesos, mi humilde corazón,
te dejo esta mirada llena de sentimiento,
y mis lágrimas cansadas de suplicarte amor.

Te dejo mi silencio, la lluvia, la tormenta,
mi vida, mi muerte y todo lo demás,
te dejo estas palabras, serán mi única ofrenda...
cuando busques mis manos y no me encuentres más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.