TE ESCRIBÍ UN POEMA



( A Mis Trujillo 1962)

Te escribí un poema
y me vino de regreso,
ese poema murió
en los labios de tus besos,
nunca tuve una respuesta,
fue preso de tu silencio.

Te lo volví a enviar
en una carta lacrada,
y la carta no llegó,
se perdió una madrugada.

No pudo ser enterrado
porque no hay cementerio
para los versos que mueren
siempre solos y en silencio.

Quiero buscar el poema
que una tarde se murió
en los labios de tus besos,
pero no lo encontraré
porque tú lo has enterrado
en la sombra de tus sueños
que guardan tus pensamientos.

Quizá se haya ido al mar
y estará entre las olas,
o quizá esté dormido
dentro de las caracolas.

Hoy me queda la amargura
del porqué no lo leíste
cuando te envié la carta
una noche que te fuiste...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.