LA PEQUEÑA AMAPOLA




( A Loly con cariño)

Amapola divina,
flor de mi sangre,
es mi boca que grita
hoy todo me arde...

Qué contenta en los trigos,
se ríe en la tarde,
en las aguas de los manantiales
es toda sangre.

Las abejas la liban
allá en su carne,
su dulce néctar
huele en los valles.

Si algún día el viento
rompe tu talle,
tu alma se refugia
y grita en silencio:
la amapola es la sangre
y el alma de los valles...
y la luna la sonríe
y su pecho se abre...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.