LAGRIMAS EN LAS CARTAS

Te escribía mis cartas de amor,
eran cartas casi sagradas,
sueños de lunas y estrellas
entre las letras doradas.

El día amanecía a veces
entre luces de guirnaldas,
eran días de sol y ausencias
ente las olas calladas.

Cuando te echaba de menos
mis lágrimas brotaban,
dejando a las letras
perdidas y en la nada.

Eran cartas de amor,
eran cartas soñadas,
llenas de amor y de besos
entre lágrimas bañadas...

Pero un día tú te fuiste,
lo recuerdo muy bien,
era en una madrugada
cuando me dijiste adiós
y se rompió en trozos
mi alma enamorada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.