TE VOLVI A QUERER



Encendí una hoguera,
donde salieron aromas
de amapolas y azucenas,
para quemar tus recuerdos
y tus castillos de arena,
que eran muy frágiles
y se caían por la tierra.

También quería quemar
tus ausencias,
tus silencios y tus besos,
y le decía muchas veces al viento
que yo ya no te quiero.

También,
en aquella hoguera quemé,
además de tus recuerdos,
todas las noches de ensueño,
los besos que nos dábamos
en el crudo invierno,
las flores que los dos cogíamos,
cuando nos amábamos
en los prados floridos,
con un beso en el silencio.

Pero hoy,
después de tanto tiempo sin verte,
te he vuelto a ver de nuevo,
y mi corazón
me ha dado un gran vuelco,
y no quiero apagar aquella hoguera
porque quiero quemarme de nuevo
en todo tu fuego.

Quiero estar contigo
y fundirnos los dos de nuevo,
quiero volver a quemarme
en tu cálido fuego.

Ayer empezaba a olvidarte,
pero hoy te digo
que yo ya te quiero,
que te quiero de nuevo,
y ya nunca te diré
que yo no te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.