UN CASTILLO EN EL AIRE



( A Carmen Bregón con cariño)

Un castillo en el aire
fabriqué,
con el cemento de mis sueños,
con las manos
de las sonrisas calladas.

Y en ese castillo dibujé,
una gran ventana,
una vía de un tren
que no se detiene y pasa.

Sobre la ruta
de un país lleno de hadas,
un lento peregrinar
caminaba
hacia ese castillo risueño
con sus pupilas encendidas,
mirando
cómo todas las cosas
se desvanecen
con la amargura
del canto del alba.

En las torres altas
de mi castillo,
repasé una a una
todas mis jornadas,
ahora
que la calma del ocaso
alumbra
las verdes praderas de mi alma,
y pude contemplar...
que todavía camino
sin saber nada de nada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.