POEMA REAL



Conozco a un viejito
que siempre está triste,
pasa el día muy solo
recordando aquel día
en que ella se fue...
para él, ella lo era todo...

Se fue una madrugada,
entre sus brazos, callada,
y se quedó solo en la vida...
recordando los tiempos pasados
sus penas mitiga...

El viejito llora y llora,
y siempre está solo,
sus hijos se fueron
nunca mas volvieron,
y le escriben muy poco.

Por las noches mirando a la luna
busca a su compañera
entre los bellos luceros,
aquella que un día se fue
sin poder decir un te quiero,
porque se murió de repente...
todo le parecía como un sueño...

El viejito llorando
se encuentra muy triste,
tan solo conversa
con las amapolas
que crecen siempre
junto a su cabaña,
ahora ellas son sus solas amigas,
son las que le acompañan...

Cuando mira hacia atrás
y recuerda su vida,
ya solo le quedan
los bellos recuerdos,
pero su alma tan dulce
se encuentra partida...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.