ASI ES LA VIDA



Un día nos dijimos adios...
Pero yo sigo, está amaneciendo...
Amar otra vez será un castigo
de todos los que amamos en silencio.

Amaré y amaré toda mi vida,
y arderé y arderé en otras llamas,
nunca sabré el porqué se ama,
nunca sabré el porqué se olvida.

Y esperaré el día que ella vino,
sembraremos de flores nuestras lunas,
andaremos de nuevos los caminos
que no conducen a parte alguna.

Amar es beber en muchas fuentes
y acercarse suavemente hacia el abismo,
parece que el amor es siempre el mismo
pero siempre es algo diferente...
Todavía aún pienso en la mujer aquella,
ella me dio el amor más hondo y largo...
No fue nunca mía. Tampoco era la más bella.
Algunas me amaron más ... Y, sin embargo,
a muy pocas las quise como a ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.