ESPERANZA



La brisa…
Un día
me buscará en este rincón íntimo
y me dirá:
“tocó a su fin,
la mano temblorosa y fría
que sostiene la arena de tu tiempo”.

Y, pensaré…
En el roce de tus labios sobre los míos,
en la forma tan tierna de tu cuerpo,
en el goce del rubor en mis mejillas,
y…lista estará mi alma para un mañana…

Entonces…
Comprenderé que en mi larga espera
nunca conocí tu rostro…

Me enamoré del amor
como de una rosa,
delicia de perfume en la noche,
espinas en la mañana,
pero…
Jamás besé sus pétalos
de terciopelo,
jamás sentí el fuego en mi alma,
jamás, tampoco
te sentí…desconocido rostro…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.