UN SUEÑO



Mis pensamientos
se durmieron en la sombra,
con silencios,
donde los sueños se acunan
con tu aliento.

Y en ese lugar soñé,
un sueño que quise eterno,
donde un tejido de miel
dulcificaba mi anhelo.

Te ví venir a lo lejos,
y te vestí,
de luna, de mar y cielo,
con un manto de estrellas
y en tu pelo dos luceros.

Encendimos una vela
para ahuyentar el misterio,
para alumbrar el camino
que trazamos en secreto.

Lo anduvimos paso a paso,
el sol te mandó mil besos,
las rosas te perfumaban
tus andares de silencio

Me ofreciste un paraíso
de amor, de risas, de ensueños,
y yo te dí mi calor
y mi alma, lo más tierno.

Me desperté y me pedías
que fuera por tu sendero,
aquél que juntos los dos
lo trazamos en secreto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.