LA NAVIDAD



Una música íntima y de siempre
…Noche de paz…
reza su salmo acostumbrado.

Maga nocturna,
que caminas entre nubes de inciensos,
hablando con ángeles
en el refugio
de un establo dormido…
Sigue sonando el acueducto de los recuerdos,
lejos…
en mi alma.

Duerme y vuela,
sueña y vela
al Niño Redentor.

Las estrellas se olvidan,
que el invierno
esconde la noche
en el suspiro de un helecho.

La luna
es una orquesta
de cabello adolescente.

Es el silencio
donde Dios pregunta
y el alma responde
con un piano de dolor en su memoria…
Alguien ha cerrado los ojos al amundo,
la paz se muere en el eterno olvido.

Un querubín de nácar se detiene
y sonríe al alba…
…es la Navidad…
Por aquél camino se iba a Belén…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.