LLOVÍA...


( Para Carmen Bregón con cariño )


Cuando me despedí de ti... llovía,
y la luna ya salía.
me quedé solo y triste
como se quedan los amores
en una tarde de invierno muy fría.

Estaba lleno de recuerdos,
de penas y alegrías,
aun recuerdo aquella poesía
que yo te recitaba
aquella tarde tan fría.

Nuestro amor era como ese ciprés
que cuando está abatido se inclina,
todavía me sigo acordando
de nuestras historias sin poesía.

Te seguiré esperando al amanecer,
hasta que el día nazca,
te esperaré guardando mis versos,
mi amor, mis caricias y mis esperanzas...

Mis besos recorrerán tus sueños
que viven en una nube de colores,
para llenarte de amor y de caricias
porque eras el amor de mis amores...

Hoy la lluvia me trajo
el recuerdo de tus sonrisas,
de tus tiernas miradas,
y de las más dulces caricias
que llevaste a mi alma
aquella noche tan fría...

Y te sigo viendo en mis sueños
con esa esperanza nunca perdida...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.