NO LO CONSIGO


Por más que quiera intentarlo,
nunca lo consigo,
porque siempre quiero beber
de tus ojos infinitos,
aunque sé con certeza,
que si volviera a tu nido,
ya todo sería distinto.

Tus miradas, tus sueños,
tu candidez y tu cielo,
me amabas con tal ternura
como si fuera un lucero.

Nunca olvidaré aquel beso
en los orillas de un rio
donde viven las estrellas
y beben de tu dulzura los luceros.

Quisiera volver a nacer
para recorrer juntos caminos
con las manos apretadas,
besarnos en los sombríos,
y volver a amarnos mucho
como era en el principio.

Tú eras mi paraíso,
donde casi nunca llueve,
tenías el alma de un ángel,
tan blanca como le nieve.

Por eso yo te quería tanto,
pero a nuestro amor,
un día le llegó la muerte,
ya nunca podré escuchar
el rumor del agua
cuando en mi alma llueve.

Por más que quiera intentarlo,
ya no puedo conseguirlo,
porque se han roto los hilos
que nos tenían unidos...

Ya nunca volveré a verte...
mi amor...quedate conmigo...
quedate para siempre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.