CENTINELA



Centinela, ¿a quien vigilas?,

a mi patria hasta que muera,

estoy haciendo la guardia

custodiando a la bandera.


Me acompañan en el puesto,

una pequeña garita,

el fusil, un búho blanco

y una abollada marmita.


Mi garita solo tiene

tres paredes y un dosel,

donde yo voy anotando

mis amores y el querer.


Con un lápiz que es de oro,

y una barra de carmín,

voy pintando corazones

y he pintado hasta un jazmín.


Y he dibujado muy grande

un río con espadañas,

a la mujer que más quiero,

y a la bandera de España.


Y voy a seguir vigilando

al amor, a la añoranza,

para que en los corazones

siempre viva la esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.