LA NOCHE SIEMPRE PASA




(A Carmen Bregón, con mi cariño especial)


Es de noche,

la luna ya aparece...

...es tan blanca...


Los pájaros ya duermen,

muchos amores se apagan,

y otros en su andadura

parece que cabalgan...


Y hay estrellas a miles,

y pronto, tal vez mañana,

en nuestras cabezas canas...


El tiempo corre y corre

y ya nunca más vuelve,

qué pronto se nos marcha...


¿Porqué será que siempre

la luna cuando sale

se queda tan callada?

Y las estrellas...¿qué dicen?,

tampoco dicen nada.


Solo el árbol del campo

permanece en su andanada,

y sus ramas al viento

parece que se marchan,

y el jilguero que vuela

y alegre siempre canta,

y la violeta que nace

en cada temporada,

y el cordero que come

y bala y siempre bala...


¿Porqué, porqué lloramos?

Quizá no recordemos

que después de una noche,

de una noche larga, larga,

amanece un nuevo día

y la noche siempre pasa...

¡Que misterio es nuestra vida,

que lucha tan callada!


Nos parece que Dios,

que nunca se mete en nada

parece que no quiere

la felicidad tan ansiada...


Y...es que

igual que hay estrellas a miles

y miles son las ramas,

y miles los ocasos,

y miles las mañanas,

también los hay a miles

esos amores, que sin serlo,

creemos que nos matan...


Deja pasar la noche,

porque,

cuando las estrellas se apagan

para decir al mundo

que ya viene otra mañana,

la luna ya no aparece,

se esconde,

porque siempre,

siempre la noche pasa...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.