DEJAME DECIRTE




Déjame decirte,

que quizá algún día

beberé contigo

el cáliz de tu existencia.


Traeré,

en las noches de tus sueños,

antorchas encendidas,

que velarán

el concierto de violines

acariciando el humo de tus leños.


Y recorreremos juntos,

si tú quieres,

todo el universo,

para conocer de cerca

el misterio más eterno.


Déjame decirte,

que al beber mis anhelos,

un canto de calandrias

te dirán que te quiero,

y sembraré para ti

en un arco iris,

lirios de color azul del cielo.


Y te dejaré,

lo que también traje para ti:

el secreto de mi alma

junto con una estrella

y mariposas blancas.


Déjeme decirte,

que te vengas conmigo,

cogidos de la mano

a la esquina de la luna

para escribir allí juntos,

el más largo y tierno poema

de amor, para siempre...

en esa luna clara...

el amor más eterno...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.