NANA



Niña de los ojos tiernos,

no te pierdas

en el inmenso ser

de la duda,

que los ojos de la niebla

no van a dejarte ver

la gaviotas que revuelan,

las orillas del ayer,

los sueños y los misterios

del amor y del querer...



Niña de los ojos dulces,

no dejes de contemplar

la suave puesta de sol,

el retrato de la vida,

las flores del corazón...

súbete en ese tren

que te lleva sin parar

a la estación más bonita,

allí te estará esperando

quien tú sabes en la esquina.



Niña de los ojos suaves,

desgrana la margarita

y vayámonos los dos

a una montaña infinita,

para volar con primor

en una gran mariposa,

y entre nubes de algodón

construyamos una cabaña

donde vivamos tú y yo

el más tierno y dulce amor....



Niña de mirada limpia,

no te duermas por favor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.